Actividades del ICETT

La actividad actual del ICETT se articula en torno a cuatro temas principales dentro de su primer ciclo de trabajo 2020-2021. Para cada tema se han creado un grupo de trabajo que trabajará en la búsqueda de formas innovadoras de estimular y fortalecer el emprendimiento cooperativo.

Temas:

  • ODS 8 - El futuro del trabajo
  • ODS 12 - Los derechos humanos en las cadenas de valor
  • World Cooperative Monitor y ODS (13)
  • Identidad cooperativa y ventaja comparativa

Volver a la página principal del ICETT

Back to top

ODS 8 - El futuro del trabajo

Los avances tecnológicos actuales están provocando cambios drásticos en el mundo laboral. La gente tiene miedo e inquietud ante las previsiones del número de puestos de trabajo que desaparecerán por la automatización y la robotización de la mano de obra. El impacto conjunto de todas estas amenazas requiere cambios radicales a nivel individual, empresarial y comunitario para adaptar los sistemas de trabajo, la innovación, el aprendizaje y la protección social a la nueva situación. Las cooperativas tienen la oportunidad de crear un modelo socio-económico alternativo que aporte resiliencia y sostenibilidad empresarial sólida, de forma que los cambios tecnológicos se traduzcan en formas de trabajo innovadoras, más productivas, sostenibles y satisfactorias.

Las cooperativas son fundamentales para acercar las oportunidades lucrativas a las sociedades de las economías emergentes y en vías de desarrollo, especialmente a los grupos que sufren marginación, como las mujeres, los jóvenes y las personas con discapacidad. Son las cooperativas quienes, a través de diversos servicios compartidos, respaldan y refuerzan las actividades económicas de los productores y emprendedores independientes en la economía informal. Las cooperativas les ofrecen un marco formal para que sus actividades económicas sean reconocidas como empresas reales, y permiten a sus miembros negociar con las autoridades unos planes apropiados de protección y seguridad social.

El ICETT buscará oportunidades para que las cooperativas puedan contribuir de forma significativa a combatir algunos de los problemas que se prevén en el mundo laboral y promover el modelo cooperativo como creador de trabajo digno y de calidad a nivel local, nacional e internacional. 

Por tanto, el primer objetivo de este grupo de trabajo es encaminar sus actividades a entender mejor la contribución de las cooperativas al ODS nº. 8: Trabajo digno y crecimiento y evolución económica. 

El segundo objetivo es elaborar indicadores que no figuran en el ODS nº. 8 y que estén más relacionados con la contribución concreta de las cooperativas al futuro del trabajo. 

También realizará otras actividades, que incluyen: 

  • la creación de modelos alternativos a la desestabilización provocada por las plataformas digitales; 
  • la lucha contra el trabajo informal; y
  • la democratización del lugar de trabajo mediante gobernanza participativa.
Back to top

ODS 12 - Los derechos humanos en las cadenas de valor

Las cooperativas son un modelo de negocio que antepone las personas a los beneficios y, como tal, tienen una inclinación natural por los derechos humanos. Se basan en los valores de autoayuda, democracia, igualdad, equidad y solidaridad. Los cooperativistas creen en los valores éticos de la honestidad, la apertura, la responsabilidad social y el respeto hacia los demás. Estos valores van ligados al principio cooperativo de sentimiento de comunidad.

En las actividades relacionadas con los derechos humanos, las cooperativas son esenciales para que se aplique la responsabilidad social. El movimiento cooperativo es, en gran medida, pionero en el desarrollo y aplicación de la responsabilidad social corporativa. Además, la cultura cooperativa es ante todo humanitaria: fomenta el respeto mutuo, el cuidado de los demás, la idea de dar prioridad a las personas. Por tanto, es el modelo de negocio más adecuado y eficaz para el desarrollo humano y la conquista de los derechos económicos y sociales.

El movimiento participa activamente en el sistema alimentario mundial, puesto que ocupa distintas posiciones en la cadena de valor: producción, mano de obra, transporte, consumo y reciclaje. Su singularidad con respecto a otros modelos de negocio radica en su estructura, valores y principios. Las cooperativas garantizan que sus miembros y partes implicadas reciben una proporción más significativa del valor de sus productos. Promueven una distribución más justa del valor y del control, para asegurarse de que alcanzan el mayor número de objetivos en la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad. Sin embargo, en la búsqueda de un mundo más justo y de sistemas alimentarios y cadenas de suministro más sostenibles, aún quedan oportunidades por explorar mediante enfoques innovadores de producción y distribución de alimentos para conseguir una sociedad más equitativa. 

Puesto que el respeto a los derechos humanos es una responsabilidad compartida, el objetivo de este grupo de trabajo es elaborar una declaración cooperativa sobre los derechos humanos en las cadenas de valor. 

Con ella se pretende mostrar a las cooperativas formas de mejorar las prácticas en materia de derechos humanos dentro de las cadenas de valor para crear un mundo mejor. La declaración definirá y detallará los principales términos que se usan para hablar de derechos humanos y cadenas de valor. Asimismo, marcará el vínculo que une los principios cooperativos con los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

A través de esta declaración, y en aras de la cooperación entre cooperativas y del sentimiento de comunidad, el ICETT instará al movimiento cooperativo y otras partes interesadas a ajustar sus actividades a los principios cooperativos y a los Principios Rectores sobre los Derechos Humanos de la ONU y a proteger los derechos fundamentales de los trabajadores en las cadenas de valor. También será una plataforma donde compartir buenas prácticas y señalar todo lo que se puede mejorar en materia de derechos humanos en las cadenas de valor. Además, servirá para promover la protección y los derechos sociales. 

Además, la declaración hará hincapié en erradicar el trabajo infantil, aprovechando que las Naciones Unidas han declarado 2021 como el Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil. Se pedirá a las cooperativas que movilicen a sus comunidades y promuevan campañas de concienciación entre sus miembros y en los lugares donde se encuentren, ofreciendo orientación y liderazgo para adoptar medidas destinadas a eliminar el trabajo infantil en todas sus formas.

Back to top

World Cooperative Monitor (WMC) y ODS (13)

El World Cooperative Monitor (WCM) es un proyecto promovido por la ACI con el apoyo científico de Euricse. Su objetivo es disponer de una base de datos actualizada de las grandes cooperativas, con el fin de supervisar y demostrar su impacto tanto a nivel social como económico. No se trata únicamente de una herramienta esencial para aumentar la visibilidad de las cooperativas ante los representantes políticos y los profesionales de distintos sectores, también supone un punto de partida imprescindible para investigadores y académicos. Este grupo usará el WCM para apoyar y dar valor añadido al ICETT.

El ODS 13 sobre acción climática insta a todos a tomar medidas contra el cambio climático y sus consecuencias. El ODS 13 aborda cuestiones concretas como la necesidad de que los países mejoren su capacidad de recuperación ante los desastres naturales y la importancia de educar y concienciar sobre cuestiones climáticas. Este año, para el Día Internacional de las Cooperativas, se ha elegido el tema Las cooperativas y la acción por el clima, donde se analizará la aportación de las cooperativas en la lucha contra el cambio climático y el apoyo al ODS 13.

El cambio climático es una amenaza creciente de catástrofe para millones de personas vulnerables en todo el mundo, que están expuestas a sequías extremas, contaminantes aéreos, aumento del nivel del mar y otros desastres naturales más habituales y graves, como los huracanes y las inundaciones. Estos riesgos tienen fuertes repercusiones en las vidas de las personas, especialmente en las zonas rurales alejadas de los países en vías de desarrollo.

Los expertos en clima han propuesto numerosas soluciones viables al cambio climático, como la mitigación a través de medidas de adaptación o una gestión adecuada de los recursos naturales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, pero aún queda mucho por hacer. Para que la adaptación y mitigación del cambio climático sean eficaces es necesaria la acción colectiva.

Dada la diversidad de miembros, las cooperativas tienen una posición única para concienciar sobre la importancia de reducir la huella de carbono y presionar a los gobiernos para que disminuyan significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Las cooperativas dedicadas a la agricultura, la agrosilvicultura, las energías renovables y la gestión de residuos se han involucrado activamente en la transición ecológica y en la economía circular para mitigar los efectos del cambio climático.

Es posible combatir el cambio climático de forma eficaz si todas las demás partes interesadas colaboran conjuntamente. Las cooperativas pueden ayudar a sus miembros y a las comunidades a gestionar los riesgos climáticos. Para ello, pueden crear programas de desarrollo de capacidades que aumenten sus conocimientos para cumplir la normativa ambiental y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero,

Por tanto, el objetivo de este grupo de trabajo es conseguir un mayor reconocimiento del papel de las cooperativas en la consecución del ODS 13 y demostrar que el modelo de negocio cooperativo puede ofrecer soluciones prácticas y eficaces en la lucha contra el cambio climático.

Back to top

Identidad cooperativa y ventaja comparativa

La Declaración de Identidad Cooperativa incluye definiciones, valores y principios para que las organizaciones cooperativas los usen como guía. Defiende que una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada.

Las cooperativas van cambiando al mismo ritmo que evoluciona el mundo y las necesidades y aspiraciones de sus miembros. Por eso es importante estudiar de qué forma pueden las cooperativas aprovechar su identidad para seguir siendo útiles.

El objetivo de este grupo de trabajo es analizar los campos donde el modelo de negocio cooperativo tiene una ventaja comparativa sobre el resto. Elaborará recomendaciones para que las cooperativas puedan desarrollar estrategias comerciales sólidas y comercializar sus productos y servicios aprovechando su identidad, valores y principios.

También profundizará en la forma de gestionar los conceptos de identidad cooperativa y ventaja comparativa y de reforzar el aspecto emprendedor cooperativista. Compartirán sus conclusiones con el movimiento cooperativo en el 33º Congreso Cooperativo Internacional, que está previsto que se celebre en 2021 en Seúl, Corea del Sur.