La gobernanza cooperativa apta para construir resiliencia frente a la complejidad

El movimiento cooperativo cuenta con una identidad compartida y una unidad de propósitos, que lo convierten en el único modelo organizacional que dispone de una definición y unos principios y valores reconocidos internacionalmente, y de un movimiento social detrás. A pesar de ello, el modelo empresarial cooperativo es versátil y flexible. Puede adaptarse a casi cualquier sector de la actividad económica y adopta la forma tanto de empresas pequeñas, restringidas al ámbito local, como de grandes conglomerados multinacionales. Las empresas cooperativas atienden, en primer lugar y antes que nada, las necesidades de sus asociados: mil millones de personas en todo el mundo.
 
La gobernanza es un componente clave de la diferencia cooperativa. Los principios y valores cooperativos apelan a un proceso de toma de decisiones abierto, voluntario y democrático, y la gobernanza cooperativa es un instrumento esencial para la aplicación de esos principios y valores. En una economía mundial cada vez más regulada, compleja e interdependiente y en la que las presiones del mercado son cada vez más fuertes, se requiere de una referencia actualizada sobre los postulados básicos de la gobernanza cooperativa. 
 
Este ejercicio busca contribuir al establecimiento de los pilares esenciales de la gobernanza cooperativa y a indagar sobre sus límites. Dado que las cooperativas innovan permanentemente en sus sectores de actividad y en sus tipologías, la Alianza ha querido reunir algunas de las ideas más avanzadas de diferentes partes del mundo y de distintos sectores, para reflexionar sobre el equilibrio que debemos buscar entre la rigidez y la flexibilidad en nuestras estrategias de gobernanza, de modo de seguir contribuyendo a construir un mundo mejor. 
 

 

Documentos descargables

ÚLTIMAS NOTICIAS COOPERATIVAS