Malasia, economía dinámica y nación cooperativa

malaysia-economy

«Selamat Datang» significa bienvenido a Malasia

Este país al que llamamos Malasia en la actualidad ha dado la bienvenida a viajeros de todo el mundo desde hace siglos, gracias a su ubicación en el centro de la mayor ruta comercial entre Asia Oriental y Occidente. Aparte de materias primas y bienes exóticos, los visitantes de Malasia trajeron consigo un gran número de costumbres y culturas para que los residentes locales los probaran y saborearan, dando como resultado una rica mezcla que persiste hasta nuestros días. Los visitantes de Malasia pueden esperar experimentar un crisol de costumbres y culturas que incluyen tradiciones malayas, chinas, indias, de Eurasia e indígenas.

Como la mayoría de malayos se encuentra por lo general cómoda con el multiculturalismo, es una de las poblaciones más tolerantes y comprensivas del mundo, con la habilidad innata de respetar las diferencias, ver los valores comunes y celebrar la diversidad. Los malayos son personas amantes de la paz, conocidas por su hospitalidad frente a los visitantes de todo el mundo, y no es sorprendente que su población local hable extendidamente un idioma internacional como el inglés.

La economía dinámica de Malasia se encuentra en el corazón de la región mundial de mayor crecimiento económico. Una prueba de ello es la inversión de 20 millones de ringgits malayos por el líder mundial de productos lácteos de Nueva Zelanda, Fonterra Cooperative Group, en diciembre de 2016.

La nación malaya es un socio comercial clave en ASEAN (asociación de naciones del sureste asiático), que cuenta con una población total de más de 600 millones. Junto con los gigantes vecinos de India y China, esta región asiática alberga casi a la mitad de los más de siete mil millones de residentes mundiales.

Desde su fundación, ANGKASA, el movimiento cooperativo nacional de Malasia, es la cúspide del movimiento cooperativo malayo. Con la aprobación de la nueva ley cooperativa en el año 1993, ANGKASA fue reconocida formalmente por el gobierno malayo para representar el movimiento cooperativo a nivel nacional e internacional.

Geografía

Geográficamente, Malasia se compone de dos partes:

La Malasia peninsular, que se extiende desde el rincón sureste del continente asiático, rodeando Tailandia en el norte y la isla y ciudad-estado de Singapur en el sur; y:

Los estados de Sabah y Sarawak en la isla de Borneo, que se encuentran al este de la península, a lo largo del mar del sur de China.

Ambas regiones tienen mucho que ofrecer en términos de emocionantes lugares que visitar e interesantes atracciones: Desde la ajetreada metrópolis de la capital, Kuala Lumpur, hasta las playas vírgenes de arena banca de la costa este de la península; y aún más allá hasta explorar las frondosas junglas tropicales de Borneo y disfrutar el aire fresco en la cima del monte Kinabalu, el pico más elevado del Sureste asiático.

Lleguemos a Kuala Lumpur

Como capital de la nación, Kuala Lumpur forma el centro cultural, financiero, formativo y económico de Malasia y una ciudad prominente de la región del sureste asiático. Los visitantes de esta ciudad de 1,6 millones de personas pueden esperar ver un caleidoscopio de fantásticas atracciones y sonidos que tipifican una moderna metrópolis animada impregnada al mismo tiempo de abundante cultura y patrimonio tradicionales. Este impresionante contraste se refleja en su arquitectura, como las imponentes torres gemelas de Petronas, que se contraponen a los numerosos edificios de época colonial en las cercanas calles más abajo.

Kuala Lumpur es idónea como destino de preferencia para encuentros y conferencias en Asia gracias a la comodidad en la que dichos eventos pueden organizarse aquí. Las razones incluyen las habilidades multilingües de la población de la ciudad y su ubicación estratégica en el país y en el corazón del sureste asiático. Además, Kuala Lumpur ofrece infraestructura de clase mundial para albergar eventos, incluyendo dos núcleos principales a nivel internacional de transporte aéreo: El Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur (KLIA), y el aeropuerto de presupuesto reducido de KLIA2; así como una red exhaustiva de transportes para la interconexión que incluye unos servicios ferroviarios eficientes hacia los principales centros comerciales, tanto dentro de la capital como en sus alrededores.

Además, cuenta con numerosos tipos de alojamiento, desde lujosos hoteles de cinco estrellas hasta acogedoras casas para huéspedes de tipo boutique, todas ellas estratégicamente situadas en lugares conocidos para el ocio y la restauración, como Bangsar, KL Sentral y Bukit Bintang, por tanto, satisfaciendo todo tipo de preferencias. Por otro lado, al ser una ciudad que alberga una sociedad multilingüe, multicultural y mixta, el rango de exquisiteces culinarias disponible para saborear en Kuala Lumpur es inigualable a cualquier otra gran ciudad en el mundo.

Por todo lo anterior, Kuala Lumpur probablemente sea la mejor ciudad para albergar encuentros y conferencias, ya que la ciudad ofrece la mejor relación calidad-precio en términos de ubicación, infraestructura, alojamiento y la diversidad de entretenimiento y restauración. Este sentimiento se vio avalado por el Informe de Competitividad en Viajes y Turismo del Foro Económico Mundial, que en 2013 situó a Malasia entre las cinco primeras ciudades del mundo más competitivas en materia de precios.

Clima, población e idiomas

Malasia disfruta de un cálido clima tropical durante todo el año. Las temperaturas oscilan desde la mínima de 21°C (70°F) hasta la máxima de 32°C (90°F), con poca variación durante todo el año. Los chubascos tropicales son comunes, pero generalmente breves. Las noches templadas son ideales para cenar al aire libre, para los mercados y las compras nocturnas.

La sociedad multicultural de Malasia la convierte en una de las sociedades más tolerantes y comprensivas del mundo. Esto resulta más evidente en los principales centros urbanos, como Kuala Lumpur, que atraen a todo tipo de personas y constituyen un crisol de sus respectivas culturas. Debido al respeto que tienen los malayos hacia sus diferencias, su habilidad para aceptar la cultura ajena, ver los valores comunes y celebrar la diversidad, Malasia se ha convertido en el curso de tan solo medio siglo en una nación pacífica, segura, estable y fiable con una sociedad polifacética y una población unida que ilustra cómo puede funcionar con éxito el multiculturalismo.

El malayo o el bahasa melayu es el idioma oficial del país y se utiliza en la comunicación oficial del gobierno y sus agencias, así como en funciones oficiales. Sin embargo, el inglés se habla con frecuencia y la comunicación en este idioma con la mayoría de malayos, ya sea escrita o hablada, es bastante fácil y aceptable. Además, un número significativo de la población habla en una multitud de dialectos chinos e indios e idiomas como el cantonés, el fuzhou, el hainanés, el hakka, el hindi, el hokkien, el malealí, el mandarín, el punjabi y el tamil. Resulta interesante señalar que en realidad se hablan más de 137 idiomas en toda Malasia, siendo la mayoría procedentes de tribus indígenas en los estados de Borneo de Sabah y Sarawak. Sin embargo, se hablan unos 40 idiomas exclusivamente en la península de Malasia.

Gobierno y negocios

El Programa de Transformación Económica del Gobierno de Malasia identifica la industria MICE (siglas en inglés de reuniones, incentivos, conferencias y exposiciones) como clave para el crecimiento económico sectorial. Como tal, es un principal partidario en la atracción y acogida de principales conferencias y eventos internacionales en el país. La ubicación estratégica de Malasia y su competitividad de costes han sido identificadas como las principales fortalezas que han de ser impulsadas, y se realizaron considerables inversiones en el desarrollo de sus espacios, redes de transporte e infraestructura tecnológica.

Los esfuerzos del gobierno han dado como resultado que Malasia forme parte de la mejor selección de ubicaciones para eventos. De conformidad con la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA, por sus siglas en inglés), en el año 2015, Malasia se situó entre las diez primeras ciudades en términos de número de eventos celebrados en Asia y el puesto número 32 a nivel mundial. De hecho, la misma ICCA eligió celebrar en 2016 su Congreso número 55 en Kuching, la capital estatal de Sarawak en Bornean, Malasia.

Lugares de interés

Kuala Lumpur – Ciudad Jardín de las Luces

Kuala Lumpur también es conocida por ser la «Ciudad Jardín de las Luces». Un corto recorrido en autobús podría revelar la razón por la que la ciudad se ganó dicho apodo, ya que el alma y el encanto de la antigua y la nueva Kuala Lumpur se pone al descubierto para todos. Partiendo desde la entrada literal de la ciudad — justo en la confluencia de dos antiguos ríos — los visitantes serán conducidos a través de las antiguas partes de la ciudad, en las que los edificios coloniales se alzan en marcado contraste con los brillantes rascacielos al fondo, hacia los modernos distritos y sus relucientes escaparates. Lugares de interés por el camino incluyen las torres gemelas PETRONAS, el Palacio Real, la Mezquita Nacional, el Monumento Nacional, centros de artesanía y la Plaza de la Independencia.

Malaca – El estado histórico

Como ciudad más antigua de Malasia, Malaca es uno de los destinos del país más populares entre los turistas, y ha sido declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Su historia se remonta al siglo XIV, momento en el que fue el punto de encuentro para comerciantes que realizaban las rutas comerciales de China-India. Habiendo sido colonizada por los portugueses, los holandeses y los británicos, existe una interesante inyección de influencias que resulta evidente en su estilo arquitectónico ecléctico. Entre los lugares históricos para visitar en Malaca se encuentran A Famosa, la Stadthuys, la Iglesia de Cristo y la Iglesia de San Francisco Javier. Podrá obtener una visión de la vida del sultanato en su época en el museo que reproduce un antiguo palacio. Dichos atractivos se encuentran a escasa distancia caminando entre ellos.

La calle Jonker es un tesoro oculto de antigüedades y antiguos artefactos, un lugar ideal para la compra de souvenirs. Algunas de las exquisiteces de Malaca también pueden encontrarse aquí, como las famosas albóndigas de pollo y arroz (Chicken Rice Balls). Situándose a tan solo 90 minutos en coche de Kuala Lumpur, Malaca es un destino ideal para una excursión de un día. Sin embargo, con todos sus fascinantes alicientes, es probable que los visitantes de esta ciudad histórica no quieran permanecer durante más tiempo.

Penang – La perla de Oriente

Penang, nombrado Patrimonio Mundial de la UNESCO, es una fascinante mezcla de culturas, gastronomías y arquitectura de origen malayo, británico, indio y chino. Entre los puntos de atracción objeto de visita se encuentra la Mansión Cheong Fatt Tze en George Town, que en su día fue la vivienda de un millonario del siglo XIX y que ha sido cautelosamente restaurada y convertida en un hotel boutique. Cada día tienen lugar visitas guiadas de la mansión, en la que sus participantes podrán experimentar cómo era la vida en Penang en el siglo XIX.

Langkawi – La joya de Kedah

Impregnada en leyenda, Langkawi es un archipiélago de 99 islas con infinitas playas de arena y atractivos naturales. Siendo un puerto franco libre de impuestos, la pintoresca y silenciosa isla es un destino favorito para visitantes, tanto locales como internacionales. En el año 2007 se le concedió a Langkawi el estado de Geoparque Mundial de la UNESCO, con tres zonas principales de conservación: Parque del geobosque de Machincang Cambria, parque del geobosque de Kilim Karst y parque del geobosque de Dayang Bunting Marble (isla del lago de Pregnant Maiden). Estos tres parques son las zonas turísticas más populares dentro del Geoparque de Langkawi. Para disfrutar de algunas impactantes vistas de los árboles del bosque tropical de Langkawi, existen funiculares que elevan a los visitantes al famoso Langkawi Sky Bridge.

La isla también es ampliamente famosa por sus playas. Desde los bares y restaurantes del pintoresco Pantai Chenang hasta la paz y tranquilidad de la silenciosa Pantai Kok, no faltan playas para disfrutar de algo de diversión al sol en Langkawi. Lejos de George Town, las silenciosas playas de Batu Ferringhi ofrecen una ubicación tranquila para que sus visitantes absorban algo de luz solar o participen en deportes acuáticos y tratamientos de spa en cualquiera de los numerosos complejos de lujo. Aparte de sus lugares históricos y playas, Penang también es conocida como la capital gastronómica de Malasia. Una visita a cualquiera de los numerosos mercados al aire libre de comida, estando el más popular ubicado en Gurney Drive, le dará a sus visitantes una muestra de diversos tipos de gastronomías.

Sabah – La tierra bajo el viento

Sabah se encuentra ampliamente bendecida por una gran diversidad natural, culturas indígenas únicas, estimulantes aventuras, hermosas playas y fantástica gastronomía. Desde las alturas de la montaña hasta las profundidades del océano, a Sabah no le faltan aventuras para cautivar a sus visitantes. Sabah se enorgullece del misterioso Monte Kinabalu, el pico más elevado del sureste asiático, de 4095,20 metros de alto. Nombrado Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 2000, el parque nacional de Kinabalu es un punto de gran biodiversidad que alberga una deslumbrante variedad de plantas. Una subida al Monte Kinabalu permite a sus visitantes ver algo de la vida vegetal que Sabah tiene por ofrecer, así como ser testigos de un deslumbrante amanecer desde una altura de más de 4000 metros.

En Sabah también se encuentra uno de los mejores sitios del mundo para la práctica de buceo. En un viaje de 10-20 minutos en barco desde Kota Kinabalu los visitantes llegarán al parque marino, un grupo de islas formadas por Pulau Gaya, Pulau Sapi, Pulau Manukan, Pulau Mamutik y Pulau Sulug Pulau Sipadan es uno de los enclaves más hermosos del mundo para la práctica de buceo, ocupando el puesto número cinco de la lista de Lonely Planet de los diez mejores lugares para bucear. Se encuentra situado en el mar de Célebes y está formado por corales vivos que crecen en la cima de un cono volcánico extinto que tardó miles de años en surgir. Sus visitantes no solo estarán cautivados por las vistas y actividades de Sabah, sino que también recibirán la hospitalidad única de su comunidad. Para una muestra de tradición y cultura únicas, así como actividades exclusivas y aventureras, Sabah es de obligada visita.

Sarawak – La tierra de los bucerótidos

Sarawak es el estado más grande de Malasia y, como tal, ofrece una variedad de experiencias, desde la vida submarina hasta su rico patrimonio cultural, así como bosques tropicales vírgenes y modernos paisajes urbanos. Sarawak alberga 28 grupos indígenas, cada uno con su propio idioma, cultura y estilo de vida característicos. Para tener una visión del estilo de vida de estas tribus, le recomendamos hacer una visita a la Villa Cultural de Sarawak, un museo al aire libre que representa el patrimonio de los principales grupos raciales de Sarawak. Aquí, los visitantes pueden sumergirse en la verdadera cultura y patrimonio de Sarawak.

El parque nacional de Gunung Mulu, nombrado Patrimonio Mundial por la UNESCO, es el parque nacional de mayor tamaño de Sarawak y se encuentra dominado por tres montañas: Gunung Mulu, Gunung Api y Gunung Benarat. En Mulu se encuentran esparcidos ríos de gran afluencia, acantilados verticales y riachuelos de selva. Sin embargo, su principal atracción es la extensión de aproximadamente 300 kilómetros de conductos serpenteantes enterrados por debajo de las montañas forestales. Albergan la cámara de Sarawak, la cámara de gruta más grande del mundo, que podría alojar 40 aviones Boeing 747. Una visita a Sarawak supone un maravilloso viaje de descubrimiento de su cultura, patrimonio e historia. Desde las pacíficas vistas de la ciudad de Kuching hasta el asombro de sus museos históricos, existen numerosas atracciones por visitar y actividades por hacer.

ÚLTIMAS NOTICIAS COOPERATIVAS