“Es posible otra economía global, pensada y construida desde los territorios”

27 Oct 2018

“Hay que cambiar la forma en que producimos y consumimos, y para eso debemos volver a poner el centro de gravedad en la economía real de cada territorio. Y allí estamos las cooperativas. Desde cada territorio podemos y debemos construir una economía global que nos ampare a todos, que responda a las necesidades, aspiraciones y proyectos de cada una de las comunidades.”

Con esas palabras abrió el presidente de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), Ariel Guarco, la V Cumbre Cooperativa de las Américas, el martes 23 de octubre. El evento reunió durante una semana en Buenos Aires a 1500 líderes de todo el mundo que participaron también referentes de otros continentes para celebrar la asamblea anual de la ACI.

 “Otra economía global es posible. Una economía pensada y construida desde los territorios. Nosotros ofrecemos para ello nuestro modelo empresarial, donde en forma democrática los trabajadores, los consumidores, los ahorristas y los productores de cada territorio nos organizamos para responder a las necesidades de nuestra comunidad. Otra economía global es posible si el eje de nuestros esfuerzos es desarrollo local sostenible”, sostuvo Guarco. Lea mas información sobre su discurso de apertura aquí

Graciela Fernández, flamante presidenta de Cooperativas de las Américas, dio la conferencia de apertura de la Cumbre. “El continente está sufriendo un desmembramiento institucional y de los organismos regionales. El cooperativismo habla otro idioma. Debemos construir capacidades compartidas”, dijo. Vea el video completo de su intervención aquí

En el cierre, el viernes 26, retomó los debates en torno de los tres ejes de la V Cumbre: defensa del planeta, un sistema financiero al servicio del desarrollo sostenible y la integración de la economía social y solidaria. “Nuestra civilización enfrenta nuevamente el riesgo del colapso por la competencia sin límites en el uso de los recursos naturales”, graficó.

“La humanidad debe apostar nuevamente a la cooperación internacional para asegurar la paz y el desarrollo sostenible. Y el cooperativismo debe ser un protagonista de este proceso, como lo fue en todo el proceso de reconstrucción al finalizar las guerras mundiales”, sostuvo.

“Nuestras comunidades se sienten desamparadas frente a una globalización económica hegemonizada por el capital financiero concentrado, que no tiene compromiso con ningún territorio”, ratificó. También hizo una especial mención al ascenso de las mujeres en roles dirigenciales dentro del movimiento cooperativo y pidió profundizar el diálogo entre éste y el movimiento por los derechos de las mujeres.

Todas las actividades de la V Cumbre giraron sobre tres ejes: la defensa del planeta; la construcción de un sistema financiero para el desarrollo sostenible; y la integración de la economía social y solidaria para los desafíos globales. Las conferencias centradas sobre el primer eje estuvieron a cargo de la representante de FAO Eve Crowley y el documentalista alemán Valentin Thurn. Ambos valoraron el rol de la economía solidaria en la producción de alimentos, el cuidado del ambiente y la democratización del circuito de productores y consumidores.

En la siguiente jornada, hablaron el economista ecuatoriano Pedro Páez, quien advirtió que un nuevo ciclo de la deuda se cierne sobre la región. “Habrá plata para la especulación y la guerra, no para el desarrollo de los pueblos”, sostuvo.

A continuación, el teólogo y filósofo argentino Eloy Mealla habló sobre la ética en la política, la economía y el sistema financiero. “Ya es hora de que la política y la economía se pongan al servicio de la vida”, afirmó. Finalmente, hizo referencia a algunos puntos en común entre la doctrina cooperativa y la doctrina social de la Iglesia Católica.

En la última jornada, el representante del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) Marco Marzano de Marinis comentó que “las cooperativas agrícolas producen el 50 por ciento de lo que necesitamos para alimentarnos”, por lo cual lo consideró un modelo exitoso que “necesita ser replicado a nivel mundial” con miras a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Al hablar sobre la integración de la economía solidaria, el presidente de Social Economy Europe Juan Antonio Pedreño contó que en ese continente este sector reúne a 232 millones de miembros y 14 países lo tomaron como prioridad. Sobre este mismo eje, el presidente del Congreso de Mondragón, Javier Goienetxea, presentó los principales retos del cooperativismo vasco y explicó que la creación de instrumentos y fondos de intercooperación hacen la diferencia en el grupo cooperativo y le permite apostar al desarrollo sostenible. Mas informacion aquí

Durante todas las jornadas se desarrollaron actividades sobre producción agropecuaria, consumo, trabajo asociado, servicios públicos, comunicación, finanzas, seguros, juventud, equidad de género, derecho, educación, vivienda, políticas públicas y responsabilidad social cooperativa.

Descarga la Declaración final, todas las noticias, y las fotos de la V Cumbre Cooperativa de las Américas aquí 

ÚLTIMAS NOTICIAS COOPERATIVAS