La vivienda comunitaria fortalece la resistencia a los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia COVID-19.

22 Feb 2021

Un estudio reciente elaborado por UrbaMonde, una ONG de Ginebra dedicada a proyectos participativos de desarrollo urbano, y We Effect, una entidad sueca de cooperación al desarrollo, subraya la capacidad de resistencia de la vivienda comunitaria en épocas de crisis. Esta investigación, publicada en diciembre de 2020, revela que las personas que residen en viviendas cooperativas, tierras comunitarias y otras formas de vivienda colectiva tienen una importante ventaja en comparación con las situaciones de alojamiento irregular, vivienda prestada o de alquiler, y la propiedad individual estándar.

Según el estudio, estos modelos ofrecen una mayor protección ante desahucios, ejecuciones hipotecarias o mudanzas forzadas incluso si los inquilinos pierden parte de sus ingresos. Los grupos organizados de ahorro y vivienda tienen más probabilidades de unirse para realizar actividades generadoras de ingresos, como la producción de jabón y mascarillas, o para comprar alimentos a sus vecinos.

Este modelo de vivienda también favorece una mejor interacción entre los vecinos, que se conocen y confían los unos en los otros y están mejor preparados para responder a las necesidades de los más vulnerables.

El estudio confirmó que el modelo de vivienda comunitaria, incluyendo la cooperativa, tiene más probabilidades de fomentar actividades colectivas que reduzcan la carga de trabajo doméstico, especialmente para las mujeres, y prevenir el aislamiento, la soledad, el estrés y la depresión.

La investigación incluyó una encuesta global y se realizaron 52 entrevistas entre los meses de septiembre y noviembre de 2020. La Organización Internacional de Cooperativas de Vivienda (CHI), una organización sectorial de la ACI que pertenece a la red CoHabitat Network, ayudó a difundir el mensaje de la encuesta y el informe.

Julie La Palme, secretaria general de la CHI, señaló que la pandemia había “arrojado luz sobre la importancia de una vivienda segura y del aumento de las desigualdades”. Añadió: "Este notable estudio demuestra además que la vivienda hecha por y para las personas no busca beneficios, sino ofrecer un hogar seguro y, en tiempos de necesidad como esta pandemia, apoyarnos los unos a los otros mediante actividades solidarias. 

Aquí se manifiesta plenamente el 7º principio cooperativo de sentimiento de comunidad. Gracias al aplazamiento de los pagos del alquiler o a distintas iniciativas de seguridad alimentaria y protección contra la violencia, los residentes de viviendas cooperativas y de otras formas de vivienda comunitaria no están teniendo que enfrentarse a la amenaza del desahucio, a diferencia de aquellos que viven en alojamientos públicos y privados o en situación irregular".

La encuesta confirma que los grupos de población que ya tenían dificultades para acceder a la vivienda antes de la pandemia están sufriendo de forma desproporcionada las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la crisis global de la COVID-19.

Estas conclusiones sugieren que la vivienda comunitaria fomenta la resistencia individual y colectiva ante los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia. WeEffect y urbaMonde instan a los gobiernos locales, regionales y nacionales a desarrollar políticas propicias que incluyan un marco legal, financiación y terreno para emprender proyectos de vivienda comunitaria.

"Consideramos que los esfuerzos por promover iniciativas de vivienda comunitaria constituyen una estrategia eficaz para cubrir las necesidades de las comunidades desfavorecidas, y al mismo tiempo que se previene la mercantilización, gentrificación y turistificación de las ciudades y se garantiza que la vivienda y el territorio cumplen una función social. Por lo tanto, creemos que la vivienda comunitaria es una vía concreta para prevenir futuras crisis de todo tipo y para que se cumplan los derechos económicos, sociales y culturales de las personas, así como los Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030", señala el informe.

El estudio está disponible en francés, inglés y español: https://www.urbamonde.org/es/projects/community-led-housing-a-concrete-response-to-covid-19 

ÚLTIMAS NOTICIAS COOPERATIVAS

14 Abr 2021

El próximo 3 de julio, se celebrará el Día...

02 Abr 2021

A fin de reconocer el enorme impacto que la pandemia...

09 Abr 2021

Este mes de marzo, la Alianza Cooperativa Internacional...