Viajes con la Presidenta

30 May 2016

Por Balu Iyer, director de la región Asia-Pacifico de la Alianza

Viajar durante cuatro días por tres países (Japón, Corea y China) con la segunda Presidenta mujer de la Alianza Cooperativa Internacional, Monique Leroux, ha sido una experiencia muy estimulante. La ventaja de viajar con la Presidenta es que, además de disfrutar de una alfombra roja a tus pies, te brinda la oportunidad de conocer de primera mano su visión de la ACI, así como los problemas, las preocupaciones y las medidas que prevén tomar los responsables de las cooperativas.

Japón: tierra de cooperativas

El día uno comenzó con una entrevista a periodistas de la Asociación Ie-No-Hikari (la publicación mensual para agricultores de cooperativas japonesas que se inició en 1925 y goza de una gran acogida entre las mujeres) y de Japan Agricultural News. La primera pregunta se centró en las mujeres y en el papel que desempeñan en las cooperativas. Monique reiteró el compromiso tanto de la Alianza como el suyo propio con la iniciativa Planeta 50-50 de la ONU para 2030. Aunque la participación de tanto hombres como mujeres es importante, es más importante aún la adhesión al principio de no restricción para garantizar un acceso libre a una educación completa. En respuesta a una pregunta adicional acerca de la diferencia que había supuesto tener más mujeres en el consejo de Desjardin, contestó que «Más mujeres, por definición, significan más gente joven. Eso aporta toda una red nueva y nuevos contactos. Los hombres y las mujeres gestionan el riesgo de formas diferentes; tener más mujeres implica una gestión más cuidadosa de la organización. La diversidad aporta conversaciones mejores a la mesa».

La segunda parada fueron las charlas que dimos Monique y yo sobre la orientación de la Alianza y la región Asia-Pacífico, respectivamente, ante un grupo de investigadores que asistieron al seminario de primavera en torno a la investigación sobre cooperativas. El señor Masahiro Higa, Director Ejecutivo de JA-Zenchu, se lamentó en su introducción de que las cooperativas no están recibiendo el reconocimiento que se merecen, a pesar de su alcance, volumen y contribución a la economía. Aunque las cooperativas se enseñaban como materia de la educación primaria hace unos años, esto ya no es así; el gobierno, que desempeñó un papel activo en el fomento de las cooperativas, ahora es más bien un opositor. El Dr. Masaaki Ishida, profesor de la Universidad Ryukoku University, resumió las dos cuestiones principales del seminario: por un lado, el Acuerdo de Asociación Transpacífico ha beneficiado a los intereses de multinacionales y no de cooperativas y agricultores locales y, por otro lado, el marco legal de las cooperativas en Japón está muy fragmentado, ya que no existe una legislación común para las cooperativas y cada sector se rige por una ley independiente.

En su intervención, Monique habló del Blueprint for a Cooperative Decade (Plan de Acción para la década cooperativa) y de las prioridades estratégicas que se derivan de este documento. Estas prioridades son: 1) Aumento de la proximidad y la relación con los miembros mediante la consolidación de cooperativas locales y del alcance mundial de la Alianza; mejorando la participación de los miembros y la comunicación; 2) Desarrollo sostenible y educación: representación internacional de las cooperativas en desafíos mundiales y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, con especial énfasis en la responsabilidad social y el desarrollo sostenible, fomentando la educación en materia de cooperativas y formando a líderes jóvenes; y 3) Crecimiento, comercio e innovación: promocionar la marca cooperativa, la innovación y la iniciativa empresarial colectiva, junto con la asociación y el crecimiento. Monique hizo hincapié en la participación de las cooperativas de Japón y Asia en plataformas internacionales como el B20. Los asuntos debatidos en estas plataformas giran en torno a la inclusión económica, el empleo, la seguridad alimentaria y la sostenibilidad. Las cooperativas tienen mucho que aportar acerca de estas cuestiones y es necesario que se les escuche. Otros de los temas que mencionó fueron la necesidad de innovación y una gestión mejorada de los datos relativos a cooperativas. En cuanto a mi presentación, se centró en la necesidad de involucrar a organismos regionales como ASEAN o SAARC. A título de ejemplo, el documento Economic Blueprint de ASEAN solo incluye una mención a las cooperativas, en el ámbito de la agricultura. La diversidad y el alcance de las cooperativas ASEAN no ha recibido el reconocimiento que merece en una región en la que el 10% (60 millones de 600) de la población son miembros de cooperativas.

En la mañana del día dos, un tren bala nos llevó a la ciudad de Fukushima, en la prefectura de Fukushima. El devastador terremoto de magnitud 9,0 del 11 de marzo causó daños graves en las prefecturas de Fukushima, Miyagi e Iwate. El terremoto y el tsunami que lo siguió provocaron el peor accidente nuclear desde Chernobyl en la central nuclear Daiichi de Fukushima. El siguiente enlace contiene un informe sobre la respuesta del movimiento cooperativista de Japón para contribuir a la reconstrucción de vidas: El trabajo en equipo ayuda a reconstruir vidas y granjas. El señor Takashi Kanno, Presidente de la Asociación de Cooperativas Agrícolas Fukushima Mirai, declaró: «nuestro propósito desde el principio fue mirar hacia el futuro y garantizar un sustento. En 2010, mucho antes del terremoto, compramos tierras y pusimos en marcha la granja Shinkfukushima para formar y desarrollar a una nueva generación de agricultores y ganaderos. Ahora esta tierra nos viene muy bien». Uno de los casos que pudimos ver fue el de la granja lechera Feliz Latte, que se está poniendo en marcha para reconvertir a granjeros que perdieron su medio de sustento en la zona devastada. El señor Ishibasi, Director General de Shinkfukushima, comentó lo siguiente mientras compartíamos unos pepinos frescos del invernadero: «El programa de formación de agricultores se centra en el cultivo del arroz y de verduras y hortalizas. Reunimos a gente joven, los formamos y tratamos de que se interesen por la agricultura como profesión. El programa de formación ha recibido una buena acogida del gobierno local y ya están enviando a personas para que reciban formación en agricultura». También tuvimos la oportunidad de visitar el centro de supervisión de radiaciones que pusieron en marcha las autoridades agrícolas de Fukushima para garantizar que los alimentos que se comercializan en las tiendas son seguros. Esta supervisión garantiza que los niveles de radiactividad de productos agrícolas locales están dentro de los rangos aceptables y ofrece la posibilidad de realizar un seguimiento de los mismos y de garantizar que los productos que llegan al consumidor son seguros para su consumo.  

Por la tarde, mantuvimos una reunión con el Japan Joint Committee for Cooperatives. Este grupo, formado por los 15 miembros ACI de Japón, se formó en 2012, en el Año Internacional de las Cooperativas, como plataforma para que las cooperativas se pudiesen reunir y analizar las cuestiones que les afectan. Una idea que está empezando a tomar forma es la de crear una organización paraguas: el Centro Nacional para el Fomento de las Cooperativas. A la reunión también acudieron, entre otros, el señor Choe Okuna, Presidente de la Central Union of Agricultural Co-operatives; el señor Katsumi Asada, Presidente de la Japanese Consumer Co-operatives Union; el señor Yuzo Nagato, Presidente de la Japanese Workers’ Co-operative Union; el señor Shinichi Maita, Consejero Delegado de la National Federation of University Co-operatives Association; el señor Hiromi Katsumata, Director General del Japan Co-operative General Research Institute; y el señor Masanobu Yoshinaga, Director Ejecutivo de la National Federation of Agricultural Cooperative Association.

El viaje por Japón terminó con una visita de cortesía del señor Hiroshi Moriyama, Ministro de Agricultura, Silvicultura y Pesca del Gobierno de Japón. El señor Moriyama nos expresó que conocía bien los principios y valores de la ACI y nos habló de la necesidad de respetar la autonomía de las cooperativas. Estas palabras fueron muy bien acogidas, en particular en vista de las reformas que están llevando a cabo las autoridades agrícolas del país. Fue tan amable de escucharnos acerca de la campaña de la ACI a través de plataformas internacionales en favor del reconocimiento de las cooperativas como fuente de crecimiento sostenible, de empleo de calidad y como base para una seguridad alimentaria. El último punto surgió a raíz de la reunión del G7 en Japón, que se centró en el fomento de la innovación agrícola y la inversión, ya que los agricultores se enfrentan al doble reto de un envejecimiento de la mano de obra y unas condiciones climáticas extremas, al tiempo que la demanda mundial de alimentos aumenta.

Cooperativas coreanas: marca de productos locales, seguros y de calidad

El día tres empezó con una visita del señor Byenog-Won Kim, el Presidente de reciente nombramiento de la NACF. El señor Kim nos habló, en sus comentarios iniciales, de su compromiso con los valores y principios de las cooperativas y de las cooperativas como una voz alternativa para los más vulnerables. Nos habló también de la necesidad de mejorar las rentas y aumentar la productividad en las explotaciones agrícolas y del papel particular que desempeñan las cooperativas agrícolas, y en especial la NACF. Se mostró preocupado porque el gobierno está infravalorando a las cooperativas y porque se está mermando la autonomía de las cooperativas. Si bien al gobierno le corresponde un papel supervisor, una intervención excesiva y una injerencia innecesaria en las actividades de las cooperativas están suponiendo un obstáculo para el correcto funcionamiento de las mismas. Hizo un llamamiento a la ACI para actuar con una voz en todo el mundo llamando la atención de los gobiernos sobre la importancia de la autonomía y autoayuda de las cooperativas.

En su discurso ante un grupo nutrido de trabajadores de la NACF, Monique reiteró la necesidad de que las cooperativas lleven ante los gobiernos el mensaje de que las cooperativas contribuyeron de manera importante a la construcción de las comunidades y los pueblos. El primer puesto que la NACF ocupa entre las cooperativas agrícolas (puesto número seis en la clasificación World Cooperative Monitor 300), sus 3 millones de agricultores miembros, 100.000 trabajadores y 330.000 millones de dólares en activos son la prueba del papel tan importante que ha desarrollado para garantizar la seguridad de los agricultores y productos seguros y de calidad para los consumidores. Monique habló de la función de la Alianza a la hora de aunar, fomentar y desarrollar las cooperativas. Dado que muchos de los asistentes procedían de NongHyup Financial, también mencionó su experiencia en Desjardin y su recorrido hasta llegar a ser la quinta mayor cooperativa financiera de todo el mundo. Tras la crisis financiera de 2008, Desjardin se sumió en un periodo de replanteamiento interno profundo y estableció nuevos objetivos para convertirse en un grupo financiero que inspira confianza mediante el compromiso de sus miembros, su solidez financiera y su contribución a una prosperidad sostenible. De este modo, ha conseguido mantenerse fiel a su misión original de contribuir a la mejora económica y al bienestar social de los pueblos y las comunidades y a los seis valores permanentes del Grupo Desjardin que son: el valor del dinero al servicio del desarrollo humano, el compromiso personal, la acción democrática, la integridad y el rigor de las actividades cooperativas, la solidaridad con la comunidad y la cooperación.

A la comida en Korea House acudieron el señor Inja Park, Presidente de iCOOP; el señor Byeong-won Kim, Presidente de NACF; el señor Im-kweon Kim, Presidente de NFFC; y el Dr. Cheol-sang Moon, Presidente de NACUFOK. Korea House es un lugar que permite conocer las diversas características de las culturas tradicionales de Corea, incluida su gastronomía tradicional, actuaciones tradicionales y ceremonias nupciales tradicionales. En respuesta a una pregunta acerca de los problemas a los que se enfrentan las cooperativas en Corea, los tres problemas principales mencionados fueron la autonomía de las cooperativas, la cooperación entre cooperativas y el capital. Dado que los orígenes de las cooperativas de Corea contaron con el apoyo del gobierno, la supervisión gubernamental fue un tema que se trató en profundidad. Uno de los ejemplos que se dieron fue el peso que tiene el gobierno en la promoción de ejecutivos de la NACF. El problema de la cooperación entre cooperativas se centró en las relaciones que se establecen con los miembros como propietarios. La dificultad del capital es similar a la que se encuentran las cooperativas de otros países que quieren crecer y poder competir a escala mundial. Se enfrentan al desafío de atraer financiación a largo plazo como consecuencia de la estructura de cooperativa.   

La visita al Nonghyup Hanaro Mart Goyang Branch fue toda una revelación. Se abrió en 2011 y es uno de los mayores centros de distribución de productos agrícolas y marinos que ofrece una gran variedad de productos de marca Nonghyup procedentes de todo el país, además de productos agrícolas de la zona. En el mercado se venden productos agrícolas de confianza de buena calidad, frescos y a un precio asequible. Al caminar entre las tiendas, se podían ver carteles que destacaban productos locales y reconocían la labor de los productores de la zona. Además de las tiendas físicas, la NACF también ha ido aumentando su presencia en la web gracias a NHaMarket. El objetivo del supermercado online es poner en contacto a cooperativas y agricultores con clientes. El mercado cuenta tanto con la vertiente B2C (empresa-consumidor) como B2B (empresa-empresa). En lo que respecta al aspecto B2C, encontramos el e-Hanaroclub, que ofrece una entrega en el mismo día desde el Hanaroclub más cercano y entregas de paquetes de alimentos para el suministro de alimentos personalizados. En lo que respecta al aspecto B2B, además de las aportaciones agrícolas, encontramos la tienda MRO (mantenimiento, reparación, funcionamiento y entrega de suministros de oficina para la NACF, cooperativas miembro y filiales) y el Mercado para Restaurantes (ventas al por mayor para propietarios de restaurantes).

China: toda una inspiración

El día cuatro, la primera parada fue una visita a las oficinas de China E Coop, una plataforma de comercio electrónico formada por las cooperativas de la Federación China de Cooperativas de Suministro y Comercialización (All China Federation of Supply and Marketing Co-operatives o China Co-op) que inició su andadura en noviembre de 2015. Su Presidente, Li Chunsheng, dijo en su introducción que «E-Coop formaba parte del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda de China y de la iniciativa de la Ruta de la Seda del Siglo XXI para el fomento del comercio electrónico rural y del comercio electrónico transfronterizo». Al entrar en el edificio, los visitantes reciben la bienvenida del logotipo naranja brillante G. La G, además de ser una letra («go to buy» o «ir a comprar» en inglés) también significa naranja (símbolo de frescura y salud) y una cara sonriente (para que los clientes vivan una experiencia agradable).  En el recibidor, también encontramos una disposición de productos bien envasados que se pueden adquirir online. La plataforma tiene el objetivo de aunar las actividades y sistemas de redes tradicionales de China Co-op con Internet para ofrecer servicio a las comunidades rurales, agrícolas y ganaderas. El plan es llegar a conectar las 147.297 cooperativas primarias de China Co-op, los 340.000 centros de servicio rurales y las 2.406 cooperativas regionales en una misma red. 

La reunión con los miembros del International Committee for the promotion of Chinese Industrial Cooperatives (ICCIC-Gung Ho) se celebró en el Peace Palace de la Chinese People’s Association for Friendship with Foreign Countries. Además, este también fue el lugar en el que el neozelandés Rewi Alley vivió y fundó la Chinese Industrial Cooperative en 1937. En la actualidad, el ICCIC desarrolla organizaciones cooperativas de todo tipo y trabaja para conseguir leyes y políticas que permitan prosperar a las cooperativas. Michael Crook, Liu Denggao y Yun Lin nos ofrecieron un resumen de los esfuerzos que están realizado para alejarse de la legislación específica para cooperativas agrícolas que se desarrollo en 2007 hacia una legislación más general para todas las cooperativas. Entre otros, surgieron los temas de la necesidad de una legislación que fomente los principios de las cooperativas, la comprensión por parte de las autoridades gubernamentales de las diferencias entre cooperativas y empresas, el énfasis sobre la formación de los miembros para garantizar que unos pocos no se impongan o las transacciones entre miembros y no miembros. Huang Feipeng, un joven miembro de la cooperativa agrícola, nos habló de las incubadoras agrícolas de las zonas rurales que se han creado para los trabajadores emigrados que regresan. La incubadora es una actividad que lleva a cabo la comunidad para formar a los trabajadores en agricultura, ayudarlos en la adquisición y donación de equipos, desarrollar la cadena de valor.

Nuestra siguiente parada fue la oficina de la All China Federation of Handicraft Industry Cooperatives (ACFHIC). Fundada en 1957, la ACFHIC es una organización económica colectiva a nivel nacional formada por diversos tipos de colectivos de zonas rurales y urbanas, sindicatos industriales, cooperativas del sector de la artesanía y sociedades. Su Vicepresidente, Wang Shicheng, mencionó que el sector había registrado un crecimiento del 7% el año pasado y que la ACFHIC se centra en crear empleo, fomentar las iniciativas empresariales y dar apoyo a servicios de valor añadido. Para ello, abarcan 20 sectores empresariales y están interesados en empezar a prestar servicios financieros, un ámbito para el que necesitan asistencia. Fue toda una sorpresa para nosotros enterarnos de que Haier Group, uno de los líderes del mercado de los electrodomésticos, es un colectivo.

Nuestro último compromiso oficial consistió en una cena con la señora Wang Xia, Presidenta de China Co-op. Ella nos habló del papel y de las responsabilidades de las cooperativas en China y de su contribución a la economía, al desarrollo social y al sustento de las familias. Las reformas recientes que ha propuesto el gobierno pretenden infundir una vitalidad renovada para satisfacer las necesidades de la comunidad rural. China Co-op, que abarca el 80% de las zonas rurales, desempeña una función importante gracias a su red de suministro y comercialización, en aras de una modernización de la agricultura y una mejora de la economía rural. En año pasado, en la celebración del 60º aniversario de China Co-op, el Presidente Xi Jinping los felicitó por su trabajo y los instó a continuar con su contribución. La señora Wang reiteró también el compromiso de la ACFSMC para con los valores y principios de la ICA y su apoyo constante al movimiento cooperativista.

Altos y bajos

Surgieron muchas historias inspiradoras durante nuestra visita que nos mostraron aspectos como la respuesta de las cooperativas ante las necesidades de sus miembros, el uso de la innovación para obtener soluciones mejores o la capacidad de adaptación para sacar el máximo provecho del crecimiento. La granja lechera Feliz Latte de Fukushima y los centros-incubadora para emigrantes retornados de Chengdu fueron algunos ejemplos de respuestas ante las necesidades de los miembros. La agricultura y la ganadería se encuentran en la base del movimiento cooperativista y fue emocionante presenciar los esfuerzos que se hacen para mantenerlo vivo. El compromiso del señor Okuna de la autoridad agrícola japonesa Zenchu y del señor Kim de la NACF para devolver el foco de atención a los agricultores, los esfuerzos del señor Ishibasi para ofrecer formación en agricultura y de jóvenes como Huang Feipeng (que, por ejemplo, era un antiguo ingeniero de calidad para una compañía aérea) para crear incubadoras agrícolas fueron para nosotros historias muy emotivas. Aspectos como la construcción de la confianza de los consumidores y el apoyo a las necesidades locales quedaron muy patentes en los establecimientos de consumo de Japón y Corea. Fue motivador presenciar los esfuerzos de la cooperativa de Fukushima para crear su propio centro de supervisión de la radiactividad con el fin de garantizar que los productos que llegan a los consumidores son seguros, así como el apoyo incondicional a los productores y productos locales de los mercados Hanaro de Corea. Fue impresionante conocer los datos de la envergadura y el alcance de NHaMaket y de la plataforma China E Coop para conectar a productores y consumidores de forma sencilla. 

Entre las preocupaciones comunes a los tres países se encuentran la necesidad de una mayor atención hacia los agricultores y hacia la importancia de la agricultura, una injerencia creciente de los gobiernos y la consiguiente merma de la autonomía de las cooperativas, la necesidad de desarrollar vínculos más fuertes entre cooperativas y de consolidad el acceso de las cooperativas al mundo financiero.

En resumen, ¿cuáles son mis conclusiones tras haber viajado con la Presidenta? Es inteligente, eso está claro. Le gusta ir bien preparada a todas las reuniones (ya sean con un ministro o con un agricultor). No le gustan las sorpresas, en especial en lo que respecta al calendario. No deja de hacer preguntas hasta que llega a la esencia de la cuestión. Es una gran conocedora de las tecnologías y las redes sociales y le gustaría que todas las cooperativas se subiesen a ese tren. Su pasión es inspirar a los jóvenes y conseguir que se unan al movimiento cooperativista.  Sus esfuerzos se centran en la comunidad de las cooperativas para fomentar el desarrollo de las actividades de todas las cooperativas, explorar mercados nuevos e identificar nuevas oportunidades de crecimiento. Todo ello será de gran ayuda para dar impulso a la economía cooperativa. Sin duda alguna, se aprende mucho viajando con ella. ¡Yo desde luego lo hice!

Este viaje no habría sido posible sin el trabajo de Kenki Maeda y Ayako Nakata desde Japón; Lee Beom-seok y Gwangseog Hong desde Corea; y Zhang Wanghsu y Xiaohang Zhang desde China. ¡Muchas gracias a todos!

LATEST COOPERATIVE NEWS